Noticias

LA PAZ SE ASOMA ENTRE VIÑEDOS E HISTORIA

Lunes 02 de 0Enero de 2017

El Hotel del Vino Chañarmuyo, enclavado en las sierras del Paimán, a más de 1700 metros de altura sobre el nivel del mar, a pocos kilómetros de Pituil en el departamento Famatina, es una moderna construcción que combina diferentes estilos con total naturalidad, con incontables rincones que sorprenden al viajero con clase y buen gusto.

 

Con pisos rústicos, amalgamas de piedras que combinan con lo rocoso y árido del paisaje montañoso, el hotel se ofrece como una alternativa de escape para quienes buscan alejarse de los ruidos de las ciudades, pero a la vez contar con todas las comodidades que el mundo ofrece. Casi desconocido a los ojos de los riojanos, pero no desapercibido para extranjeros y argentinos de otras latitudes, el hotel espera para desplegar todos sus encantos.

 

En sus salas de estar hay maderas, piedras, cueros, lanas, hierros, telares, todo destacado por una increíble luminosidad que dan los grandes ventanales que miran a los viñedos interminables.

 

El ambiente atrapa, con el recuerdo y el legado de la cultura precolombina que dejó sus huellas en las piedras, con días de verano tórridos que se refrescan en una amplia piscina y la sombra de sus algarrobos y con noches de ensueño, con millones de estrellas que se adivinan más cercanas que nunca.

 

Habitaciones / servicios

El hotel cuenta con 9 habitaciones dobles perfectamente equipadas con camas King size, televisión satelital, wi-fi, aire acondicionado, entre otros servicios, además de dos departamentos con capacidad hasta 7 pax.

 

El hotel también ofrece paseos en bicicletas, travesías en kayak por el dique Chañarmuyo que se encuentra a tan solo 3 kilómetros del lugar, visitas a la bodega, al mirador, entre otras opciones. En el dique se encuentra el Club de Pesca, Caza y Náutica Santa Rita y en ese espejo se puede realizar la pesca del pejerrey, cuya tradicional fiesta se celebra en el mes de febrero.

 

Opciones

Desde este lugar se pueden realizar salidas a diferentes lugares y destinos turísticos, como  las minas del Famatina, Chilecito, Cuesta de Miranda, el Parque Nacional Talampaya –  Valle de la Luna, la ruta del adobe en la vecina Tinogasta, las termas de Fiambalá y el paso internacional de San Francisco en el camino a Chile.

 

Empleo

El hotel se ha convertido con el paso de los años, en una oportunidad única de fuente laboral para la gente del pueblo, donde solo hay empleados municipales y algunos docentes, tal como lo expresan quienes trabajan hoy en sus instalaciones.

 

El emprendimiento hotelero, que abrió sus puertas en el 2004 primero como una hostería, da trabajo a 7 personas en forma directa y es innegable su vinculación con el pueblo. También la bodega, con 10 empleos directos y el viñedo, con 16 fuentes laborales, que se amplían en tiempo de cosecha con otros 60 empleados, son un factor clave en la economía de la región.

 

Viñedos / Bodega

Los viñedos San Gabriel, fueron la puerta de entrada al Valle, los que abrieron como punta de lanza las sierras y las piedras, para dejar paso luego a la bodega Paimán y al hotel del Vino Chañarmuyo. Los viñedos se comenzaron a implantar en el año 2000 y la bodega fue una consecuencia inevitable que llegó en el 2003 y hoy sigue en proceso de nuevas construcciones y mejoras.

 

Las viñas de este lugar, que producen bajo sistema de riego por goteo, espalderas y el cuidado de mallas antigranizo, cuentan con un microclima único, con gran amplitud térmica, escasas lluvias, entre otros aspectos, que permiten lograr colores, aromas y sabores únicos, que se traducen en vinos de gran personalidad y carácter. De notas frutales características de los vinos de altura del Norte Argentino. Keo es el fruto de la innovación e investigación de los mejores varietales del Valle de Chañarmuyo.

 

Las principales marcas que se comercializan son el Keo Reserva en sus diferentes variedades, el 5 Hileras que es el vino de alta gama de la bodega y el espumante Keo extra brut. La bodega exporta gran parte de su producción a destinos como Estados Unidos y hay otros mercados en estudio como Japón. Otra parte se vende a bodegas de otras marcas como Catena Zapata y el resto se vende en mercados nacionales.

 

La bodega, que se extiende por unas 87 hectáreas y que este año produjo casi 1 millón de litros de los cuales solo 160 mil se comercializaron bajo marcas propias, almacena sus vinos en tanque de cemento, en tanques de acero inoxidable y en barricas de roble para las variedades más destacadas y los vinos son elaborados bajos estrictos controles y normas de calidad que comienzan en la elección de la variedad que se va a cultivar.

 

La bodega también cuenta con un laboratorio propio, que se ajusta a las normativas que emana el INV para el año en curso y su personal está en constante capacitación.

 

Cosecha

La cosecha comenzará el 15 de enero con las primeras variedades y se cumplirá con aquella frase que dejara Don Patrocinio Carrizo, quien dejó la cruz del mirador en el año 1913, “alguna vez se harán vinos en este valle de los que el mundo hablará…”. Aquel deseo es ya una realidad.

Para mas informacion : http://www.chanarmuyo.com/

 

El Hotel del Vino Chañarmuyo, enclavado en las sierras del Paimán, a más de 1700 metros de altura sobre el nivel del mar, a pocos kilómetros de Pituil en el departamento Famatina, es una moderna construcción que combina diferentes estilos con total naturalidad, con incontables rincones que sorprenden al viajero con clase y buen gusto.

 

Con pisos rústicos, amalgamas de piedras que combinan con lo rocoso y árido del paisaje montañoso, el hotel se ofrece como una alternativa de escape para quienes buscan alejarse de los ruidos de las ciudades, pero a la vez contar con todas las comodidades que el mundo ofrece. Casi desconocido a los ojos de los riojanos, pero no desapercibido para extranjeros y argentinos de otras latitudes, el hotel espera para desplegar todos sus encantos.

 

En sus salas de estar hay maderas, piedras, cueros, lanas, hierros, telares, todo destacado por una increíble luminosidad que dan los grandes ventanales que miran a los viñedos interminables.

 

El ambiente atrapa, con el recuerdo y el legado de la cultura precolombina que dejó sus huellas en las piedras, con días de verano tórridos que se refrescan en una amplia piscina y la sombra de sus algarrobos y con noches de ensueño, con millones de estrellas que se adivinan más cercanas que nunca.

 

Habitaciones / servicios

El hotel cuenta con 9 habitaciones dobles perfectamente equipadas con camas King size, televisión satelital, wi-fi, aire acondicionado, entre otros servicios, además de dos departamentos con capacidad hasta 7 pax.

 

El hotel también ofrece paseos en bicicletas, travesías en kayak por el dique Chañarmuyo que se encuentra a tan solo 3 kilómetros del lugar, visitas a la bodega, al mirador, entre otras opciones. En el dique se encuentra el Club de Pesca, Caza y Náutica Santa Rita y en ese espejo se puede realizar la pesca del pejerrey, cuya tradicional fiesta se celebra en el mes de febrero.

 

Opciones

Desde este lugar se pueden realizar salidas a diferentes lugares y destinos turísticos, como  las minas del Famatina, Chilecito, Cuesta de Miranda, el Parque Nacional Talampaya –  Valle de la Luna, la ruta del adobe en la vecina Tinogasta, las termas de Fiambalá y el paso internacional de San Francisco en el camino a Chile.

 

Empleo

El hotel se ha convertido con el paso de los años, en una oportunidad única de fuente laboral para la gente del pueblo, donde solo hay empleados municipales y algunos docentes, tal como lo expresan quienes trabajan hoy en sus instalaciones.

 

El emprendimiento hotelero, que abrió sus puertas en el 2004 primero como una hostería, da trabajo a 7 personas en forma directa y es innegable su vinculación con el pueblo. También la bodega, con 10 empleos directos y el viñedo, con 16 fuentes laborales, que se amplían en tiempo de cosecha con otros 60 empleados, son un factor clave en la economía de la región.

 

Viñedos / Bodega

Los viñedos San Gabriel, fueron la puerta de entrada al Valle, los que abrieron como punta de lanza las sierras y las piedras, para dejar paso luego a la bodega Paimán y al hotel del Vino Chañarmuyo. Los viñedos se comenzaron a implantar en el año 2000 y la bodega fue una consecuencia inevitable que llegó en el 2003 y hoy sigue en proceso de nuevas construcciones y mejoras.

 

Las viñas de este lugar, que producen bajo sistema de riego por goteo, espalderas y el cuidado de mallas antigranizo, cuentan con un microclima único, con gran amplitud térmica, escasas lluvias, entre otros aspectos, que permiten lograr colores, aromas y sabores únicos, que se traducen en vinos de gran personalidad y carácter. De notas frutales características de los vinos de altura del Norte Argentino. Keo es el fruto de la innovación e investigación de los mejores varietales del Valle de Chañarmuyo.

 

Las principales marcas que se comercializan son el Keo Reserva en sus diferentes variedades, el 5 Hileras que es el vino de alta gama de la bodega y el espumante Keo extra brut. La bodega exporta gran parte de su producción a destinos como Estados Unidos y hay otros mercados en estudio como Japón. Otra parte se vende a bodegas de otras marcas como Catena Zapata y el resto se vende en mercados nacionales.

 

La bodega, que se extiende por unas 87 hectáreas y que este año produjo casi 1 millón de litros de los cuales solo 160 mil se comercializaron bajo marcas propias, almacena sus vinos en tanque de cemento, en tanques de acero inoxidable y en barricas de roble para las variedades más destacadas y los vinos son elaborados bajos estrictos controles y normas de calidad que comienzan en la elección de la variedad que se va a cultivar.

 

La bodega también cuenta con un laboratorio propio, que se ajusta a las normativas que emana el INV para el año en curso y su personal está en constante capacitación.

 

Cosecha

La cosecha comenzará el 15 de enero con las primeras variedades y se cumplirá con aquella frase que dejara Don Patrocinio Carrizo, quien dejó la cruz del mirador en el año 1913, “alguna vez se harán vinos en este valle de los que el mundo hablará…”. Aquel deseo es ya una realidad.

Para mas informacion : http://www.chanarmuyo.com/